Vinos Ecológicos de la Alpujarra

En los últimos años, la agricultura ecológica ha experimentado un auge muy importante en España, debido al creciente interés de los consumidores por llevar una alimentación saludable y natural, por el respeto al medio ambiente y la sostenibilidad.

Índice

En los últimos años, la agricultura ecológica ha experimentado un auge muy importante en España, debido al creciente interés de los consumidores por llevar una alimentación saludable y natural, por el respeto al medio ambiente y la sostenibilidad. Los vinos ecológicos de la Alpujarra son uno de los máximo exponentes de este tipo de cultivos.

Requisitos de la agricultura ecológica

Los principales requisitos de la agricultura ecológica son:

  • Ausencia de fertilizantes y/o fitosanitarios químicos o sintéticos, semillas y otros organismos modificados genéticamente.
  • Prohibición del uso de aditivos, conservantes y técnicas de irradiación.
  • Uso de sistemas de producción sostenibles y racionales que eviten la sobreexplotación y el agotamiento de la tierra y los recursos naturales.
  • Algunas de las prácticas usadas son: la rotación de cultivos, el respeto de los ciclos biológicos naturales, la apuesta por la biodiversidad y las técnicas que favorecen la actividad biológica del suelo.
  • Aprovechamiento de recursos naturales como el estiércol para la fertilización.
  • Priorización de los cultivos autóctonos o adaptados a las condiciones locales.

En 2020, la superficie agraria ecológica en España superó los 2.437.891 hectáreas, lo que supone casi un 10% del total. El total mundial supera actualmente los 71 millones de hectáreas.

La agricultura ecológica en España

España es el país líder de Europa en superficie ecológica cultivable y ocupa la cuarta posición a nivel mundial, solo superada por Australia, Argentina y China.

Por tipo de cultivo, los cuatro principales productos ecológicos en España son: cereales, olivar, frutos secos y viñedo.

El viñedo ecológico con 131.183 hectáreas supone el 14% de la superficie total de viñedo.

Las estadísticas anuales del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, confirman las siguientes tendencias:

• Las viñas ecológicas españolas se destinan casi en su totalidad a la producción de uva para vino.

• La superficie de viñedo ecológico para vino y el número de bodegas elaboradoras de vinos ecológicos siguen creciendo de forma sostenida en el conjunto del país, aunque en algunas provincias disminuyen.

• Castilla-La Mancha sigue siendo la comunidad autónoma con mayor superficie de viñedo ecológico.

La producción ecológica de Andalucía está regulada por el Reglamento (UE) 2018/848 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 30 de mayo de 2018, sobre producción ecológica y etiquetado de los productos ecológicos y por el que se deroga el Reglamento (CE) nº 834/2007 del Consejo,

Dicha legislación establece una serie de sistemas de control y certificaciones obligatorias, además de otras normativas complementarias de carácter estatal y autonómico.

En 2019, la consultora International Wines and Spirits Record (IWSR) realizó un estudio sobre el mercado global del vino ecológico. Su informe incluía pronósticos sobre la producción y el consumo de vino en varios países clave. IWSR vaticinaba, entre otras cosas, que España, convertida ya en el país del mundo con mayor superficie de viñedo ecológico, seguiría siéndolo en 2023.

Vinos ecológicos de la Alpujarra granadina y almeriense

En Andalucía, las provincias de Granada y Almería lideran los primeros puestos en producción de uva ecológica y bodegas con vinos ecológicos de la Alpujarra certificados. Es por ello que el enoturismo en la Alpujarra ocupa un lugar privilegiado

vinedos dop granada blog
Viñedos de la DOP Granada. Fuente: DOP Granada

Antes de sumergirnos en los vinos ecológicos de la Alpujarra, es importante distinguir entre vinos biodinámicos, naturales y ecológicos, para ayudar a entender estos tres tipos de vinos respetuosos con el medioambiente. Los tres tienen aspectos en común, como elaborar sin el uso de productos químicos, desde el viñedo hasta la botella, pero presentan diferencias notables:

  • Los vinos biodinámicos se hacen siguiendo una filosofía concreta, la agricultura biodinámica. El padre de este movimiento es el filósofo austriaco Rudolf Steiner. Él concebía la tierra como un organismo vivo que se debe mantener sano utilizando medios naturales, respetando los ciclos de la naturaleza y el calendario lunar, entre otros parámetros. Es una forma holística de hacer las cosas, va de principio a fin. La certificación biodinámica más común es la otorgada por Deméter, fue creada en 1928 y está reconocida en 50 países.
  • Los vinos naturales se hacen sin añadir levaduras artificiales ni sulfuroso durante su elaboración y con la mínima intervención en los procesos. Se producen a partir de viñedos ecológicos y la vendimia es manual. En España, no hay una legislación para los vinos naturales ni es posible la certificación.
  • Los vinos ecológicos se producen a partir de la viticultura ecológica, que respeta a la tierra y el quehacer tradicional del trabajo de la viña. Estos viñedos han de estar certificados como ecológicos cada año. En cuanto a la elaboración, se les puede añadir sulfuroso durante algunas de las fases del proceso pero siempre en menor cantidad que los vinos tradicionales. La certificación ecológica de los vinos de la Alpujarra cuenta con un signo distintivo en su etiquetado: la ECO-HOJA. Este es el sello que garantiza la certificación y trazabilidad de los productos ecológicos a nivel europeo.

¿Cómo se cultivan los vinos ecológicos de la Alpujarra?

El cultivo del viñedo en la Alpujarra es especialmente adecuado para la producción ecológica, ya que de forma tradicional se siguen muchos de los preceptos que marca esta forma de trabajar la tierra, respetuosa con el medioambiente.

La especial orografía hace que muchas de las labores agrícolas se realicen a mano o con la ayuda de animales como son las mulas. La eliminación de malas hierbas, el arado de las viñas, la fertilización con abonos orgánicos y naturales, el control del vigor de la cepa mediante podas manuales o aclareos son tareas que se realizan de forma habitual. No hay herbicidas permitidos en el viñedo ecológico.

vinedos albondon
Viñedos de Albondón. Fuente: Instagram DOP Granada

En cuanto al cuidado de la uva, para la protección de plagas y enfermedades están permitidos: el cobre, el azufre y la lucha biológica, con insectos depredadores beneficiosos o trampas.

La vendimia se realiza de forma manual, separando los racimos sanos y desechando los que no lo están. La uva de mejor calidad y en el momento óptimo de maduración se traslada a la bodega en el mismo día y allí comienza la elaboración del vino ecológico de la Alpujarra.

Los procesos de elaboración de vino ecológico y convencional han de estar separados, por lo que si en una bodega se elaboran ambos tipos de vinos han de realizar ambas elaboraciones completamente separadas para evitar contaminaciones.    

Algunas sustancias permitidas en las elaboraciones ecológicas son: anhídrido sulfuroso (en menor cantidad que en un vino tradicional), ácido tartárico, levaduras autóctonas y bacterias lácticas. No se permiten organismos modificados genéticamente.  

El embotellado es otro momento crítico en el que se debe mantener la limpieza de toda la instalación para evitar contaminaciones que deterioren la calidad del vino. Las botellas deben taparse con tapones de corcho natural. Las etiquetas han de explicar cómo ha sido elaborado el vino y cuáles son sus ingredientes. Solo los que llevan el sello de la certificación son completamente ecológicos.

corchos dop granada
Tipos de corchos. Fuente: DOP Granada

Tipos de vinos ecológicos de la Alpujarra

En la Alpujarra, conviven un buen número de bodegas que ofrecen vinos ecológicos dentro de su catálogo. Blancos, tintos y rosados, todos elaborados con mimo y respeto a la tierra y al entorno que les vio nacer.

Los pioneros que elaboraron el primer vino ecológico en la Alpujarra granadina, vieron claro que esta filosofía ligada a la tierra y a la forma de hacer de los ancestros, respetando el entorno, se traduciría en un proyecto ilusionante e innovador que lleva cosechando éxitos desde hace casi ya diez años.

El responsable de otra de las bodegas emblemáticas de la zona, vio claro que el futuro estaba en la sostenibilidad y en la apuesta por lo autóctono. Así que inició su andadura en los años 70 plantando la variedad vijiriega, típica de la zona y bien adaptada al terreno.

Su filosofía es la de intervenir lo menos posible en las viñas, protegiéndolas y cuidándolas, sin aditivos ni productos químicos. Al igual que en la elaboración de los vinos ecológicos de la Alpujarra, donde no usan ningún tipo de levaduras para iniciar la fermentación ni tampoco fuerzan la estabilidad del vino con frío, sino que dejan hacer a la naturaleza.

Este esfuerzo y el amor por la Alpujarra han hecho que sus vinos tengan una gran proyección internacional y sean exportados a Europa y Estados Unidos, donde los consumidores valoran la ausencia máxima de residuos de plaguicidas, herbicidas o el mínimo contenido de anhídrido sulfuroso.

Vinos ecológicos: un mercado en alza

El mercado de los vinos orgánicos crece cada año gracias a que estos productos atraen cada vez a más aficionados que valoran que están adquiriendo un producto de calidad, que está libre de contaminación, que ha sido elaborado de acuerdo a prácticas ecológicas y bajo los criterios bio establecidos por la Unión Europea.

Además, se aseguran que han seguido unas normas específicas de respeto al medioambiente, como el uso correcto de los recursos naturales, el ahorro de agua y el reciclaje de residuos. Son unos vinos considerados expresiones fieles de las uvas, viñedos, suelos y regiones donde se producen.

Desgraciadamente, el consumo de vinos ecológicos a nivel nacional es menor que el de los vinos tradicionales.  La venta de este tipo de vinos ecológicos apenas supone el 1,8% de la compra total de alimentos.

Queremos animaros a que la próxima vez que compréis un vino o pidáis un vino en un restaurante sean vinos ecológicos de la Alpujarra.  De esta forma estaremos apoyando y valorando el trabajo de unas personas que hacen de su vida una oda a la naturaleza, una comunión con un paisaje y una forma de hacer bien al entorno, para que la Alpujarra siga siendo ese lugar donde el tiempo parece detenerse.

Ana B. Salgado Folgueral

Ingeniera Agrónoma. WSET 2.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Alert: La selección está deshabilitada