Artesanía alpujarreña

Desde talleres de cerámica, hasta artesanía en mimbre o esparto y del cuero, sin olvidar las famosas Jarapas elaborados en antiguos telares.

Índice

La Alpujarra granadina es una tierra ancestral con antiguas tradiciones y productos heredados de antiguas civilizaciones que poblaron estas tierras. Y una de estas antiguas tradiciones es la artesanía alpujarreña.

Desde talleres de cerámica, hasta artesanía en mimbre o esparto y del cuero, sin olvidar las famosas Jarapas elaborados en antiguos telares. Así es la Alpujarra granadina. Grandes montañas, cursos de agua y las nieves de Sierra Nevada. Por esta comarca transitó el sultán Boabdil tras ser expulsado de Granada y fue la última morada de los moriscos, musulmanes convertidos al cristianismo tras la victoria de los Reyes Católicos en 1492.

Telares alpujarreños

A partir de materias primas naturales, como el algodón, la lana y el yute, se elaboran tapices, alfombras, cojines, pies de cama, cortinas y otros motivos decorativos, además de las típicas jarapas de la Alpujarra.

Fueron introducidos en La Alpujarra por los árabes y en ellos se elaboran tejidos combinando lana de diferentes colores en franjas horizontales de varios anchos y que pueden ser lisos o con dibujos: granadas, gallos, flores, pájaros… Los más tradicionales se remontan a la época árabe y son las jarapas multicolores y las alfombras de “mota”.

Puedes visitar los telares de La Alpujarra en Válor, Cástaras, Jorairátar, Murtas, Torvizcón, entre otros pueblos. Uno de los telares más conocidos es el telar Hilacar, que se encuentra en el pueblo de Bubión, y ha sido recientemente reconocido como Lugar de Interés Turístico en la Comunidad Autónoma.

Jarapas alpujarreñas

Pero hablar de artesanía alpujarreña es hablar de las famosas Jarapas, tejidos hechos de retazos de telas recicladas. Antiguamente se confeccionaban así, con restos de ropa vieja hecha jirones.

Originalmente se utilizaban para proteger los colchones, pero hoy en día han evolucionado hasta convertirse en un tejido decorativo elaborado a partir de tejidos naturales, utilizado como alfombra o tapiz, aunque en los talleres también se elaboran otro tipo de artículos como ropa y complementos.

Te recomendamos asistir a uno de estos talleres, muchos de ellos organizan cursos donde puedes aprender todo el proceso.

Cerámica alpujarreña

La cerámica es un denominador común de la artesanía alpujarreña y andaluza, con gran interés por las piezas de uso doméstico, aunque con decoraciones muy diferentes según la zona de producción. En La Alpujarra encontrarás dos estilos principales:

Por un lado, el estilo mozárabe, en el que predominan los colores azul y verde, arremolinándose en formas arabescas. Y por otro, la clásica decoración granadina, más sencilla, con motivos naturales, entre los que predomina el fruto de la granada, símbolo de la ciudad.

La cerámica alpujarreña se caracteriza por la sencillez y pureza de las formas, cocidas en horno de leña de la época andalusí y pensadas para el uso cotidiano. Así podrás encontrar jarras, ollas, cuencos, tablas de quesos, vasos… Elaborados con arcilla extraída en las afueras de la ciudad.

Y aunque cada vez quedan menos talleres alpujarreños, ver cómo sus artesanos producen la cerámica a mano con las técnicas de antaño y en hornos de leña que se remontan a la época islámica supone toda una experiencia. Los talleres de cerámica o alfarería se localizan principalmente en en Órgiva, Torvizcón y Ugíjar.

Azulejos andalusíes, artesanía alpujarreña

De entre toda la cerámica cabe destacar los azulejos andalusíes elaborados en «cerámica Alizares» donde elabora azulejos con la tradición y la estética de las técnicas musulmanas e hispanas que se pueden ver en la Alhambra. La estrella mudéjar es una de las más reconocibles, la cenefa de arcos, la almena o la estrella lacería son algunas de las formas básicas que fabrican. Sus diseños geométricos nos traen un saber hacer convertido en patrimonio de la región.

Cestería artesana de mimbre y esparto

La mimbre y el esparto es otro de los materiales utilizados en la artesanía alpujarreña. Se ha utilizado durante siglos, desde los antiguos agricultores que lo usaban para tejer alforjas.

Con el trenzado del esparto se crea una amplia gama de objetos relacionados con las tareas agrícolas como cestos, «aguaoras», capachos, espuertas… y con el ajuar de los animales de carga con bozales , serones, jarpiles…

Actualmente se pueden encontrar numerosos objetos realizados en mimbre como bolsos, cestos, artículos de decoración, zapatería…

Marroquinería

La marroquinería es el arte del procesamiento del cuero y, como muchas otras industrias locales, se heredó de los árabes. En los talleres de marroquinería podemos encontrar chaquetas, camisas, pantalones, bolsos, monederos y todo tipo de complementos en piel.

Su forma de trabajar y sus técnicas son totalmente artesanales. Los materiales que utilizan para realizar sus piezas son naturales: pieles curtidas, hilos de algodón, colas ecológicas, etc.

marroquinería alpujarreña cuero piel artesania alpujarra granada
Imagen: Guía Repsol

El sabor de La Alpujarra Granadina

Pero hablar de artesanía también es hablar de los productos típicos de la gastronomía alpujarreña, productos elaborados artesanalmente con identidad propia. Jamones de Trévelez, miel, vino, quesos… que puedes descubrir en el artículo productos típicos de La Alpujarra.

Alpujarra Sostenible

¿Conoces el proyecto Alpujarra Sostenible? Una iniciativa desarrollada por Alpujarra Experience que pretende poner en valor los esfuerzos y compromisos desarrollados por las empresas alpujarreñas con el objetivo de construir una región más sostenible, más resiliente y más competitiva.

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Alert: La selección está deshabilitada